De compras

Una tienda de mascotas ofrecía cachorros a la venta.

Dos hombres entraron en el local.

El primero puso cien euros sobre el mostrador y pidió un cachorro. El vendedor le preguntó si prefería un caniche, un labrador o un alsaciano. Eligió el caniche.

El segundo hombre también puso cien euros y pidió un cachorro. El vendedor no dijo ni una palabra, simplemente le entregó un cachorro de alsaciano.

¿Cómo sabía que era ese el que quería?