2 comentarios en “Continúa la historia (IV)”

  1. … repasar los hechos. Todo esto es muy misterioso.»

    El Doctor Smknf estaba algo confuso. Demasiados misterios por resolver.

    » Debería empezar por el principio y ordenar todos los datos. La mujer de negro, el cadáver del policía, la misteriosa carta del nieto, la citación del juez por escándalo en el cementerio….»

    Tenía ante él una penosa tarea para resolver la situación en la que se encontraba, y lo que es peor, sin recordar absolutamente nada de como había llegado a este trance.
    El misterio de la mujer de negro no tenía ni remota idea de cómo atacarlo.

    El cadáver del policía bien podría ser una trampa, pero no tenía ni el menor indicio para iniciar una investigación.

    Los demás misterios, con un poco de suerte, podrían solucionarse.
    Pero el misterio principal era imposible de resolver. ¿Cómo ha sido posible llegar a esta situación? Es algo que escapa a toda razón.
    En la cocina del Doctor Smknf ….. no había ningún calendario.

    Me gusta

  2. ….revisar los papeles. Ana y Mario ya habían llegado a un acuerdo antes de que ella se marchara de casa y ambos sabían que era un proceso que alteraría sus vidas. Ese documento era el primer paso para conocer a nuevas personas, hacer nuevos amigos, cambiar de hábitos , incluso de horarios y que los próximos meses podrían ser estresantes y difíciles , posiblemente en muchas ocasiones no sabrían como actuar. Ana , antes de marcharse ,ya había dejado los papeles firmados y el ultimo día había llegado.
    Vamos allá ,pensó Mario y firmo los documentos.
    Salio de casa y los entrego en el despacho correspondiente.
    Su mujer, regresaba esa tarde de un viaje de negocios que le llevo por medio mundo y al entrar en casa se encontraría por primera vez a solas con ese ser de cuatro patas, de apenas unos meses, pelo negro brillante, un precioso cachorro que a partir de ese momento seria el rey de la casa, ese diablillo que rompería cojines, mordería zapatillas y que con sus tiernos ojitos y el menear de su colita les robaría el corazón.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s