La caja de canicas

En una caja tienes 33 canicas amarillas y 35 verdes. Fuera de la caja tienes otras 34 canicas verdes.
Sin mirar sacas dos canicas de la caja y:

– Si son de diferente color vuelves a colocar la amarilla en la caja.
– Si son del mismo color te las quedas y metes una canica verde.

Repite hasta que solo quede una canica en la caja.

¿De qué color será esta canica?

Anuncio publicitario

17 comentarios en “La caja de canicas”

  1. A mí me sale, lo pruebe como lo pruebe, que la última canica que queda ha de ser verde.
    Aunque al principio estuviésemos continuamente sacando bolas de diferente color, lo peor que podría pasar es que el número de amarillas se mantenga en 33 y el de verdes desaparezca. Con lo cual, una vez sean todas amarillas, forzosamente las sacaríamos ya del mismo color, con lo que comenzarían a entrar nuevamente las verdes.
    Y si desde un principio las sacáramos del mismo color, podrían pasar dos cosas: que ambas fueran amarillas (con lo que se reduciría el número de amarillas y las verdes aumentarían aún en una más) o que ambas fueran verdes (con lo que el número de amarillas se mantendría y el de verdes aumentaría igualmente).
    Conclusión: las amarillas, como mucho, se mantienen como están, pero jamás crecen. Cuando se reducen, reducidas quedan y pueden llegar a desaparecer, sin peligro de reproducirse nuevamente. Las verdes, sin embargo, sí crecen. Y aunque se reduzcan, desaparezcan y sólo queden amarillas, la verdes se reproducirían forzosamente otra vez tras sacar dos amarillas iguales.
    En fin, pues eso: la última bola es verde. 😊

    Me gusta

  2. Las amarillas solo salen de la caja si sacamos dos de ellas, de manera q en algun momento habremos sacado 16 veces dos amarillas, ahi nos queda una, y aunque haya infinitas verdes, esa amarilla es imposible de sacar, pir ende la ultima es esabola amarilla

    Me gusta

  3. Es amarillo, no le des mas vueltas y a proposito, ¿Donde anda «Lady Perversa» ? Lo pregunto para que confirme (o me abronque) la solución 😁

    Me gusta

  4. Pos eso, si.
    Pero mira que, Cinderella, se hace de rogar.
    Lo que mas me fastidia es que nosotros nos estrujamos los sesos, divagamos, nos caemos, pedimos favor, encomendamos nuestra neurona a Ella y Ella se lo pasa pipa a nuestra costa. Es casi tan perversa como la Lady Baraceon esa de Juego de tronos..😁

    Me gusta

  5. Pues sí , la última canica será amarilla, y el porqué está perfectamente explicado en el comentario de Pablo Sussi.

    Vais subiendo el grado, os quedaréis sin personajes perversos con los que compararme, y sí, yo también os quiero… 🙂

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s